Strict Standards: Only variables should be passed by reference in /srv/disk1/1928443/www/revueltonoagitado.co.nf/fp-includes/core/core.fpdb.class.php on line 302
Revuelto, no agitado

Nuestro manifiesto

Saturday, July 23, 2016

Va por ahí circulando un manifiesto de grandes gentes pidiendo que no haya nuevas elecciones, dando sus argumentos y sus voces para que la situación no se (les) descabalgue. Tendrán sus motivos, puede ser. Ocurre que yo soy un ciudadano de a pie y tengo también mis motivos para oponerme a sus soflamas. Y puesto que ellos han puesto los suyos, tengo el mismo derecho yo a exponer los míos. Otros más pueden aportar los suyos, recuerden: nosotros vamos a pagar estas decisiones.

Porque no podemos confirmar en el Gobierno a una institución creada (según jueces) para el saqueo de las cuentas públicas para sus propios intereses.
Porque para escoger el futuro de este país debemos tener en cuenta a las generaciones futuras.
Porque estas generaciones futuras están amenazadas por la pobreza infantil y juvenil, de las más altas de Europa, gracias a quienes quieren ser mantenidos en el poder.
Porque estas generaciones corren el riesgo adicional de ser de las más ignorantes por la LOMCE, que nadie parece querer derogar.
Porque esta formación que pretende ser mantenida en el poder pertenece a la misma ralea de quienes toman decisiones en Europa que perjudican a los europeos.
Porque los sueldos bajan, los ingresos públicos menguan, los empleos se precarizan, las empresas devalúan sus valores para despreciar y despedir a sus trabajadores, las fortunas esconden su capital, desde que la estafa salió a la luz en aquellos tiempos la caída de Lehman Brothers.
Porque son aupados y exigidos en el poder por los dinosaurios mediáticos tradicionales, verdaderos zombies que sobreviven gracias a camufladas subvenciones o a su subyugación a grandes poderes económicos, que tienen al frente a trepas o verdaderos artistas en el arte de medrar.
Porque han logrado pudrir medios de comunicación públicos internacionalmente premiados por su calidad, siempre con el objetivo de venderlos o cerrarlos como Canal Nou tras destrozarlos.
Por la connivencia y confraternización con poderes tradicionales supuestamente superados ya a estas alturas del siglo XXI como la cara más oculta y siniestra de la Iglesia.
Porque la hipocresía ha hecho acto de presencia en estos años de este Gobierno. ¿Alguien recuerda la que se lió en 2013 respecto de Gibraltar? Sí, exactamente gracias a estos que se desea sean mantenidos en el poder.
Porque estos supuestos grandes gestores tienen ejemplos de despilfarro, malversación, endeudamiento en cantidades astronómicas para satisfacer sus delirios de grandeza… como esas olimpiadas…
Porque sin ningún resquemor moral (ni ninguna objeción de las que ponen para no restañar las viejas heridas que otros países curaron tras sus funestos pasados, siendo aquí despreciadas cuando se habla de poder enterrar a seres queridos) pretendían traer algo como un nuevo Las Vegas a cuyo cargo estaría un personaje de dudosa reputación, por no hablar de ética, con el falso argumento del empleo.
Porque son el hilo más directo con la banca nacional, la causante de un daño sin poder ser efectivamente medido a través del robo sistemático de ahorros de gente común vía venta de productos financieros que jamás debían haberse hecho a particulares y personas mayores; banca que tras beneficios récord despide gente sin miramientos; banca cuyos consejos de dirección están poblados de gente que suscribe manifiestos pidiendo un Gobierno estable de gente como ellos, de gente que ha trabajado con ellos en el pasado.
Porque esta gente que es la que se pide que nos vuelva a gobernar dicen que combaten la corrupción de la que son estandarte, estudiantes aplicados cum laude, la organización delincuente troncal más organizada desde la penúltima década del S. XX y que han hecho de Gürtel una palabra que pudre un país, y que nos equipara a cualquier país bananero de los que dicen no debemos ni parecernos.
Porque no han condenado el franquismo como debían haberlo hecho (los hechos son los que son frente a sus palabras).
Porque no tienen miramientos en buscar una cabeza de turco con la que intentan (e incluso consiguen) engañar a sus votantes haciéndoles creer que ha sido sólo él.
Porque quien les ha dado su respaldo tanto en diciembre como en junio no tiene memoria; y quien no tiene memoria no puede decidir ningún futuro.
Por motivos como estos que he mencionado, no deseo que nos vuelvan a gobernar, por muy apocalípticas que sean las consecuencias. Mucha gente damnificada por su actuación ya no tiene nada, así que ¿qué va a perder?
No, yo no quiero que nos gobiernen. Nunca.